DOCENCIA UCV

El Informe Psicologico

TEMA 7

 

EL INFORME PSICOLÓGICO

 

 

         Es el último acto del proceso diagnóstico. Consiste en la comunicación, oral o escrita, de los resultados y conclusiones obtenidas a lo largo de todo el proceso.

 

         Se trata de formular, con la mayor precisión posible, una descripción detallada de la conducta del sujeto del informe. Descripción que debe ser inteligible y relevante para los propósitos que han motivado el informe.

 

La información obtenida del contacto con el sujeto, con todos los frutos de la actividad del profesional, son propiedad del interesado, que tiene todo el derecho a conocerlos. Pero también deberán hacerse constar las reservas que se deban adaptar a la hora de dar por seguros los resultados que se han obtenido, en función de la fiabilidad y validez de los instrumentos utilizados.

 

 

1º. ¿QUÉ CARACTERIZA UN INFORME PSICOLÓGICO?

 

1.   Es un documento científico.

2.   Es un vehículo de comunicación.

3.   Es un documento útil para el sujeto.

4.   Es un documento legal.

 

1.   Documento científico. Debemos demostrar los criterios en que nos basamos, al igual que debe reunir los requisitos necesarios para poder ser replicado y contrastado. Por ello debe contener los datos sobre:

 

-     Persona que lo ha realizado.

-     Objetivos iniciales trazados.

-     La forma en que se aplicaron y corrigieron las pruebas.

-     Las técnicas de interpretación utilizadas en cada caso, etc.

 

2.   Vehículo de comunicación. Dado que va a ser leído tanto por el paciente como por quien lo remitió, el lenguaje deberá utilizar términos comprensibles, pero pertinentes.

 

3.   Documento útil para el sujeto. No solo puede utilizarse por los datos obtenidos, sino que debe también hacer propuestas concretas sobre el problema y las posibles maneras de superarlo.

 

4.   Documento legal. Hay que tener en cuenta que, a partir de este documento, es posible que se tomen decisiones de cualquier tipo sobre el paciente, su futuro o sus circunstancias.

 

 

2º. ESTRUCTURA DEL INFORME

 

1.   Descripción del cliente.

2.   Delimitación de el/los problema/s.

3.   Breve historia del problema.

4.   Datos de la evaluación.

5.   Interacción de resultados.

6.   Objetivos de la intervención.

 

 

3º. Tipos de informes

 

A.   Informe Oral:

 

a.   Es imprescindible informar oralmente al paciente.

b.   Es un derecho del paciente, un deber del psicólogo y un requisito del proceso evaluador.

c.   De ser posible, debe acompañar siempre al informe escrito. Suele ser asimilado con la entrevista de devolución.(aunque no es exactamente una devolución).

d.   No llevarlo a cabo correctamente constituye un atentado contra la ética profesional y termina enturbiando la relación entre profesional y paciente. Genera un aumento de la ansiedad del paciente y la aparición de fantasías sobre el trastorno, sobre su origen y gravedad, etc.

e.   Requiere habilidades terapéuticas.

f.    Se da en un contexto en el que hay que considerar al informador, al informado, la situación en la que acontece, etc. Existe diferentes niveles de ansiedad según el espacio en que se lleva a cabo.

g.   Debe recoger todo aquello que se considere oportuno que conozca el sujeto, que esté preparado para asimilar y que, sobre todo, esté verificado. Si es una información que no iba buscando el sujeto y que puede hacerle daño, no aporta nada y no es de utilidad, la información debe darse a pequeñas dosis, intercalada con tintes de humor.

h.   Siempre que sea posible, se evitará la emisión de primeros diagnósticos clínicos, juicios de valor.

i.    De hacerlos, debe matizarse claramente cual es su valor y alcance situacional, es decir, justificarlos.

j.    Suele ser más positivo no diagnosticar, no etiquetar, describir el trastorno o el problema en base a sus características pero no con su término diagnóstico, que suele impresionar más.

k.   Las descripciones deben asociarse con las indicaciones terapéuticas oportunas para cada problema. Balancear problema/recurso.

l.    Debe comenzarse por los datos adaptativos y pasa a exponer los más problemáticos.

m.  Tiene como objetivo principal contrastar las opiniones del clínico con las del paciente.

n.   Debe dársele cariz de feed-back con el que el clínico irá recabando más información y el paciente modificando sus opiniones.

 

B.   Informe Escrito:

 

1º. Informe técnico: va dirigido exclusivamente a otro profesional. Por ello, debe utilizarse un lenguaje común al del receptor, debe ser estrictamente confidencial y de ser conveniente debe servir para intercambiar puntos de vista.

 

Debe indicarse el proceso seguido durante la evaluación, los datos obtenidos, su valoración e integración. Conformándolo en un todo y facilitando así la toma de decisiones.

 

Un ejemplo característico es el informe intrahospitalario o el de interconsulta.

 

2º. Informe Personal: va dirigido al cliente o paciente. Se le comunican las conclusiones a las que ha llegado el profesional al finalizar el trabajo. Es el equivalente en escrito al informe oral.

 

Su contenido debe centrarse en lo que esté relacionado con aquello que, en principio, ocasionó la intervención. El lenguaje tiende a ser más coloquial. Los datos no tienen porque ser confidenciales, según caso y situación. Por ej.: cuando le va a recibir otra persona, el paciente no está en condiciones de recibir esa información, etc.

 

Si el informe lo va a recibir una persona distinta del paciente, los datos deben restringirse a lo imprescindible.

 

3º. Informe Certificado: es un testimonio que el profesional presta, bien a petición del cliente, bien de una institución. Un psicólogo en su consulta no puede ni debe firmar certificados.

 

         Esta certificación debe centrarse especialmente en su objetivo inicial, eliminando todos aquellas precisiones técnicas que no sean necesarias.

 

Debe centrarse exclusivamente en el aquí y ahora y ser breves, concisos y concretos. Y orientados a un uso particular que debe figurar en el citado documento. Debe figurar a instancias de quién se emite.

 

         Un ejemplo lo constituyen los certificados médicos o los que se utilizan para la gestión de ciertas ayudas.

 

4º. Informe Pericial: va dirigido a un solicitante que es un profesional, pero no de la Salud. Lo cual requiere un lenguaje técnico pero con las matizaciones necesarias para evitar los malentendidos, etc.

 

         Debe circunscribirse exclusivamente a aquello que se ha pedido que sea estudiado. Se hacen preguntas muy concretas.

 

         Las explicaciones facilitadas tienen que estar centradas en el objetivo, evitando tomar posturas o intentar explicar hechos que se salen de nuestro ámbito.

 

         Las explicaciones facilitadas deben complementarse con una entrevista con quien/es hayan solicitado la intervención. (En el caso judicial suele ser precisa una ratificación en persona).

 

         El informe, al final, es lo que queda escrito, de lo oral se suelen olvidar cosas.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: